¿Cómo conseguir una relación más estrecha con mis hijos?

 

Mantra: Convertir la relación con mis hijos en un espacio de conexión, confianza y comprensión.

 

Somos responsables de ayudarles a crecer y a madurar; eso incluye temas relacionados con su comportamiento, con su seguridad, con su capacidad de aprendizaje, con su autoestima, empatía, respeto por los demás… Si cultivamos con ellos desde pequeños una relación que sientan como un espacio de confianza, eso ayudará enormemente a construir en todos los demás aspectos, por tanto, hacer de ello, uno de nuestros principales objetivos, nos facilitará mucho nuestra labor como padres, a la vez que nos hará sentirnos totalmente conectados con ellos.

La prioridad: sentirte conectada con tus hijos.

¿A qué me refiero con esto? Pues que más allá de que sus comportamientos te gusten o no en un momento determinado, no pierdas la conexión con ellos. Que sientan que nuestro amor por ellos no esta condicionado por su forma de comportarse, que en nuestra lista de prioridades, la primera es tener una buena relación el uno con el otro. Si un niño se siente desconectado de nosotros, los “malos” comportamientos no harán sino agravarse, ya que sentirá que su necesidad de pertenencia no está cubierta. O dicho de otra manera, un niño que no tiene cubierta su necesidad de pertenencia tratará de llamar nuestra atención como sea, y normalmente será a través de comportamientos que nos saquen de quicio.

Bien, ¿como puedes hacer para conseguirlo?. Para tu tranquilidad te diré que no se trata de ser perfecto (¡afortunadamente!), sino de que ellos se sientan aceptados y queridos simplemente por ser quienes son, de hacerles de espejo de cuales son sus cualidades y virtudes, de qué es eso que les hace únicos y especiales. Que sientan que el comportamiento que tengan en un momento determinado, no alterará tu amor incondicional hacia ellos.

Sumérgete en su mundo.

Un primer paso es tratar de detectar cuales son los intereses principales de tus hijos.

Te lo cuento con una metáfora. Pongamos que tu plato preferido es la paella y el de tu hijo es la pasta. ¿De qué hablas con tu hijo? ¿De paella que no le gusta demasiado o de pasta que le fascina? Pues quizás aunque la pasta no sea tu plato preferido, hablar sobre pasta y olvidarte de la paella por un rato le hará sentirse más conectado a ti.

A mi hijo le gustan un montón de cosas, como jugar al fútbol, los juegos de mesa o ir al parque de atracciones. Pero si hay algo que le interesa sobre el resto de las cosas son los videojuegos y la magia. Así que si quiero que me sienta cerca, es importante que trate de conectar con él a través de estos intereses. Puedo jugar con él a sus videojuegos favoritos y tratar de recordar quienes son sus personajes favoritos (que por cierto tienen nombres imposibles). Puedo celebrar que “se haya pasado” un nivel que parecía imposible de superar. O, por ejemplo, tratar de ver programas de magia con él, tratar de aprender trucos juntos, pedirle que me haga demostraciones de sus avances, proponerle que haga sus trucos delante del resto de la familia… ¿Simple, no? 

Necesitan sentirse comprendidos

No es tanto lo que a ti te gusta, sino detectar y apoyar las cosas por las que ellos sienten verdadera pasión. Los niños necesitan sentirse comprendidos y aceptados, y eso se consigue en parte estando conectados con “su mundo”.

Trata de ser proactivo, no esperes a que tu hijo te pida un abrazo para dárselo, proponle  a tu hijo hacer alguna actividad que sepas que le encante antes de que sea él quien te lo proponga, y asegúrate de hacerlo tan a menudo como te sea posible.

Este es uno de los principios que mejor me han funcionado para estrechar la relación con mis hijos. La recompensa llega pronto, te lo aseguro.

Trato por encima de todo, que sientan que les quiero por quienes son. Me gusta que mis hijos no se vayan a dormir sin haber oído por mi parte lo siguiente: “Te quiero, y siempre te querré seas lo que seas, y hagas lo que hagas”, porque en definitiva, ¿no es ésta la mayor de las verdades?

¿Qué es lo que más les interesa a tus hijos? ¿Tienes la suerte de tener intereses comunes que puedas potenciar? ¿Qué son esas cosas que aunque a ti no te encantan haces con tus hijos que a ellos les fascinan?

¡Que el día te sonría! ;)

Helena Ruiz

6 Comentarios
  • Celia
    Publicado a las 11:23h, 21 febrero Responder

    Gracias por compartir tu sabiduría .

    • Helena
      Publicado a las 11:26h, 21 febrero Responder

      Millones de gracias a ti Celia por comentar. :)
      ¡Es maravilloso saber que los contenidos son útiles y saber que hay alguien al otro lado que te lee!

      ¡A conectar con nuestros hijos se ha dicho!

      Un abrazo y que el día te sonría.

  • Silvia
    Publicado a las 12:55h, 21 febrero Responder

    Helena !!, que placer da leerte. Estoy atravesando unos días muy tristes viendo que estoy perdiendo la conexión con mis hijos y es verdaderamente muy triste. Voy a ponerme en marcha con lo que dices, que parece tan sencillo y cuesta tanto ponerlo en practica !!

    Gracias, gracias y mil gracias por tus sabias palabras…SIEMPRE !!!!

    • Helena
      Publicado a las 17:16h, 21 febrero Responder

      Ay Silvia! ¡como te entiendo! Yo creo que al final lo que tenemos que pensar es que los niños/pre/adolescentes pasan por determinadas etapas en las que necesitan separarse de sus padres y eso no quiere decir que no nos quieran, ni que no nos necesite, definitivamente nos necesitan incluso más y sobre todo necesitan saber que nosotros somos su “hogar”, su puerto seguro al que siempre pueden volver a pesar de la tempestad. Te abrazo fuerte! Gracias a ti por tu confianza y por comentar! Es maravilloso saber que estáis ahí :)

  • Cecilia
    Publicado a las 13:36h, 21 febrero Responder

    Muchas gracias Helena por tus posts. Mis hijos ya tienen 12 & 18 y he ido a muchas charlas de escuela de padres. De todas formas siempre aprendo algo nuevo contigo.

    • Helena
      Publicado a las 17:18h, 21 febrero Responder

      Que bien! me alegro muchísimo Cecilia!. Te puedo asegurar que yo también aprendo muchísimo de todos y cada uno de los padres que participáis en los talleres, y seguro que estás conmigo en lo importante y maravilloso que es no querer dejar de aprender nunca! Un abrazo!

Publicar un comentario