Vacaciones en familia

Vacaciones en familia: Cómo mantener la calma

“Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas”

Elbert Hubbard

¿Pero cómo hemos llegado hasta aquí? Yo no me lo explico… Hace nada estábamos en Semana Santa y de repente ya es junio, con su calor, sus horarios reducidos en los coles y su aviso de que las laaaargas vacaciones de verano llegan más pronto que tarde. Que lo de ser respetuosa con tus hijos y educarles sin gritar es una idea genial, pero ¡que levante la mano quien haya mantenido la calma y disfrutado de las vacaciones en familia sin perder los nervios! No seré yo…

Y es que conciliar el resto del año es difícil. Pero en un momento en el que los hijos gozan de casi tres meses de vacaciones frente a las tres semanas de los padres es… bueno… imposible. Y este, sin duda, es un mal comienzo -normalmente impregnado desde el principio con un grado de estrés elevado- para afrontar una etapa en la que los niños pasan muchas más horas de las habituales en casa y en la que, además, parece que las barreras entre el descanso merecido y el fin de las normas se diluyen hasta desaparecer.

Abuelos, los héroes de las vacaciones en familia.

Como seguro que sabes, ya que lo he compartido en las redes sociales, estas últimas semanas My Family Lab ha hecho sus pinitos apareciendo aquí y allá en diferentes medios. Primero fue Telemadrid, que visitó en uno de los últimos talleres de la temporada de la Escuela de Familia. También hicieron un hueco en las tardes de Inter Radio para charlar muy a gusto sobre el proyecto. Y, crucemos los dedos, en nada saldremos también en otra de las radios de referencia a nivel nacional (¡cuento detalles muy prontito, ¡palabrita!).

Si cuento esto aquí de nuevo no creas que es para darme bombo y platillo (bueeeeeno… un poquito sí, ¡pero es que estoy muy emocionada!); si no porque me ha hecho pensar mucho que lo que a estos medios de comunicación les pareció muy atractivo y diferente eran los cursos que se imparten específicamente para abuelos, ya que suelen ser poco habituales. ¿Y no resulta esto increíble cuando son ellos, los abuelos, los que nos salvan mil y una veces la vida que nos imponen estos horarios laborales al quedarse con sus nietos? Cada familia busca la organización que mejor se adapte a ellos; pero me consta que en muchos casos, esta organización implica que los abuelos pasen con los niños más tiempo del que pueden pasar sus padres…

Así, si ya durante el curso escolar muchos recurrimos a ellos cuando necesitamos rascar tiempo cuando el cole termina, en las vacaciones se convierten en auténticos héroes al ser el comodín para la tan ansiada conciliación. Así que, ¡qué menos que trazar un plan que les ayude a ellos y también a nosotras a vivir con calma estas vacaciones en familia!

Tener un plan de acción es la clave del éxito para disfrutar de las vacaciones en familia.

Igual que dedicamos tiempo a planificar un viaje o esa escapada familiar veraniega, aprovechando que aún quedan unas semanitas de curso, durante este mes de junio te propongo explorar por anticipado qué podemos hacer para garantizar que, aunque los niños estén en casa mucho más tiempo del habitual, la relación no se resienta y todos disfrutemos más y, sobre todo, más unidos de este laaaaaaaaargo verano. 

Y aunque pueda parecer una utopía, te aseguro que se puede tener ese plan y que debe pivotar sobre un elemento central: conseguir dejar atrás las luchas de poder con tus hijos.

Si, lo se, lucha de poder suena como a Juego de Tronos. Me refiero a luchas de poder en forma de te ignoro,  en forma de si tu dices blanco yo digo negro, en forma de no colaboro en nada de lo que me pides… y te garantizo que aprender a gestionarlas marcará un antes y un después en el tiempo que compartes con tus hijos. Sobre todo, en vacaciones cuando las luchas de poder crecen cual champiñones; ya que esto conlleva también el riesgo de que crezcan los roces y las tensiones en vuestra relación. Tranquila, respira y mantén la calma: que suceda eso es totalmente normal.

¿Qué hacemos entonces? Pues nos quedan tres semanas por delante para establecer nuestro plan de acción. Para ello te propongo explorar un tema diferente relacionado con este tema durante cada una de las siguientes semanas:

  • Semana 1: El origen de los comportamientos: la necesidad que todos tenemos de sentirnos atendidos  y con capacidad de decisión

  • Semana 2: La importancia de las rutinas: sí, has leído bien; hablaremos de rutinas en vacaciones

  • Semana 3: Los beneficios de la asignación de actividades para cada miembro de la familia, como una forma de contribución al equipo familiar

¿Con ganas de saber más? ¡Tranquila que el tiempo vuela! En un abrir y cerrar de ojos estás recibiendo la Family Letter de la semana que viene donde sentaremos las bases para disfrutar de unas vacaciones de verano en familia, reconectando con nuestros hijos. ¿¿¿¿Có-mo??? ¿que todavía no recibes la Family Letter? Pues no vuelvas a perderte nada, apúntate aquí y de paso recibirás acceso totalmente gratuito al videotraining que te dará herramientas concretas para recuperar la calma y el disfrute en la relación con tus hijos.

¿Cómo vives el mo-men-ta-zo vacaciones de los niños, con fervor o con pavor? 😍/😱

Y aunque este mes de junio también es el fin de curso de nuestra Escuela de Familia, que se reabrirá en septiembre, donde se imparten la mayoría de talleres presenciales, recordad que está siempre disponible online el curso Madres al borde de un ataque de nervios  que además hasta el domingo 9 de junio por la noche tiene un 30% de descuento insertando el código: mamadelnorte al comprar!! Y si hay algún tema concreto en el que quieras profundizar te animo a que concertemos una sesión online privada y gratuita de diagnóstico en la que analicemos cómo podemos afrontar y trabajar la situación que te preocupa o te está llevando al límite.

¡Te espero!

Helena Ruiz Pino

 

Sin comentarios

Publicar un comentario