dar la paga a mis hijos

¿Debo dar la paga a mis hijos? Descubre las claves

 

Helena, ¿debo dar la paga a mis hijos? Esta es una pregunta que me hacen muchísimos padres.  Y la verdad es, que la respuesta puede ser más fácil de lo que pensamos.

Voy a empezar haciendo spoiler y diciéndote lo que pienso yo al respectoPara mí, por lo general dar paga a los hijos sí es una buena idea. ¿Por qué? Porque como en casi todos los demás aspectos, los niños no se quedan ajenos a los hábitos de consumo que les rodean: son testigos, y en muchos casos activos, en las transacciones diarias de la compra, los recados del fin de semana, o los momentos de ocio en el centro comercial, por ejemplo. Son todos estos impactos diarios la base que creará sus futuros hábitos económicos, por lo que fomentar la autogestión de sus gastos a través de una paga periódica, les enseñará un montón de habilidades y les dará herramientas para el futuro.

¡Vale! Dar la paga a mis hijos, sí. Pero, ¿no les estaré consintiendo?

Para mí la clave está en que no utilices la paga como un premio sino como una herramienta para fomentar su responsabilidad. Es decir, de lo que se trata es de que esos gastos típicos de tus hijos te generan tus hijos semanalmente por ejemplo en chuches, algún helado o quizás algún juguetillo de vez en cuando dejes de cubrirlos tú directamente y en su lugar les des a ellos el dinero para que se lo administren.

¿Cuándo debo empezar a dar la paga?

Me temo que no existe una edad exacta o un momento concreto… Todo depende mucho de la madurez del niño ¡Hay que estar atenta a las señales! Una bastante inequívoca, por ejemplo, sería ese instante en que pronuncian la frase mágica “¿me das un euro para compararme lo-que-sea?”. Aunque pueda parecer un comentario inocuo, en realidad nos está transmitiendo que nuestro hijo es consciente de cómo se produce el hábito social del consumo: para conseguir comprar lo que él quiere, necesita tener dinero con que pagarlo. 

En general, podríamos decir que a partir de los 4 años suele ser un buen momento para iniciar el hábito de dar la paga a los hijos.

Si empiezo a dar la paga, ¿Cómo calcular qué cantidad es la adecuada?

Existen algunas corrientes que dicen que la regla puede ser de 1euro/año. Es decir, damos de paga a los niños tantos euros como años tengan, por lo que se incrementan anualmente a medida que van creciendo; pero te confieso que yo no estoy de acuerdo con esta manera de hacerlo.

Creo que antes de empezar a dar la paga debemos plantearnos algunas preguntas previas, cuyas respuestas nos orientarán sobre cuánto dinero debemos destinar a dar la paga.

1.- ¿Qué espero que mis hijos hagan con la paga?

¿Solo comprar algún capricho semanal como chuches o cromos? ¿O se incluye también la partida que fomentaremos que se destine a ahorros? ¿En el caso de hijos adolescentes el ocio -cine con los amigos, alguna merienda fuera, etc.- también estará incluido en esta partida? Teniendo en cuenta estas consideraciones, la paga que demos a los hijos deberá ir en consonancia con nuestras expectativas para evitar así malentendidos y reducir frustraciones por su parte.

2.-¿Cuánto me suelo gastar yo en cubrirle esos gastos?

Haz un cálculo rápido de cuánto aproximadamente te sueles gastar tu a la semana en lo que has incluido en la lista anterior y en lugar de seguir pagándolo tú, dale ese dinero a tus hijos en forma de paga para que a partir de ahora sean ellos los que se administren ese cantidad.

3.-¿Qué cantidad le hará estar no cómodo del todo?

¡No se trata de hacerles sufrir! Pero tampoco que se sientan tan a gusto que les falte motivación para tratar de hacerlo mejor. ¡Al fin y al cabo, dar paga se trata de una herramienta más de aprendizaje!

¿Paga semanal, quincenal, mensual?

Mi recomendación es que en los primeros años empecemos a dar la paga semanalmente; ya que gestionar plazos más cortos y gastos más cercanos en el tiempo tiende a ser menos complejo y, por lo tanto, más abarcable para los niños.

Según los niños van creciendo o cuando ya tienen el hábito de gestionarse su paga más integrado, podemos pasar a hacerlo quincenal o mensual.

En cualquier caso, lo que sí es importante, es que dejemos de cubrir esos gastos que queremos que ellos paguen con su propia paga, para que ellos aprendan a apreciar el valor del dinero, y eso fomente en ellos la responsabilidad y el agradecimiento.

¿Qué te parece? ¿Convencida para empezar a dar paga a tus hijos?

Soy consciente de que es un tema que suscita estas preguntas ¡e incluso más! Y daría para muchas más líneas en este post y en algunos otros 😊 Si te has quedado con dudas, te invito a que participes en mi próximo taller del 9 de abril. Porque en ese taller de 2 horitas vamos a hablar largo y tendido sobre por qué, cómo, cuándo y cuánto en lo que a dar la paga se refiere. Y si no puedes asistir, también estoy a tu disposición en sesiones personales de Coaching en las que podemos ahondar en este y otros temas que te permitan mejorar la convivencia con tus hijos.

Sea donde sea, ¡te espero!

Helena Ruiz Pino

 

 

Madres al borde de un ataque de nervios[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

4 Comentarios
  • Carmen
    Publicado a las 09:26h, 28 marzo Responder

    Me ha gustado leer sobre este tema que pocas veces me lo he planteado jiji. Mis hijos tienen de 5 y 4 años no les veo aun con paga porque yo quiero que aprendan bien a saber lo que vale realmente 5€ y como se consigue ese dinero y cual es el coste real de un paquete de caramelos y entender si es caro o no que el mero hecho de gastarlo a su antojo y eso aun no lo saben porque cuando juegan conmigo o entre sí a las tiendas no saben marcar ” un kilo de manzanas en euros” ni entienden mucho…asi que dare paga cuando sepan esos conceptos mientras tanto les compraré yo los pequeños caprichos y les marcare si es posible o no obtenerlo este mes.

    • Helena
      Publicado a las 14:57h, 28 marzo Responder

      ¡Una buenísima manera de trabajarlo es el juego figurativo tal y como lo hacéis! Claro Carmen, se trata de que cada uno empecéis a utilizar la paga cuándo os sintáis cómodos con ella. Un abrazo!

  • Adriana
    Publicado a las 10:19h, 28 marzo Responder

    Muy interesante el tema de tu nuevo post.
    La verdad que como yo en mi niñez no he tenido paga, nunca he lo planteado desde este punto de vista y me ha parecido muy interesante.
    Gracias por ayudarnos a ver las cosas desde diferentes puntos.

    • Helena
      Publicado a las 14:54h, 28 marzo Responder

      ¡Que bien, me alegro Adriana! la verdad es que es una herramienta muy valiosa! si puedes vente al taller del martes 9, te encantará! :)

Publicar un comentario