4 grandes motivos para jugar con tus hijos

4 grandes motivos para jugar con tu hijo

¿Cómo es ese momento en el que tu hijos se ponen a jugar solos o con sus hermanos, y tú por fin encuentras tiempo para hacer lo que quieres/necesitas? Es un MO-MEN-TA-ZO. Tiempo para ti, para hacer lo que más te apetece, ya sea ver tu serie favorita, darte una ducha larga o leer los posts de My family lab ;)

Esos momentos son tuyos, no renuncies a ellos, de hecho para el desarrollo del niño es importante el juego a solas o con sus iguales de manera independiente de los padres.

Dicho esto, también te diré que es fundamental para el desarrollo de tu hijo que juegues con él todos los días. Sí, lo sé, no es fácil sacar tiempo a diario para hacerlo, pero ¡jo! a lo mejor merece la pena acostarse 10 minutos más tarde y asegurarte de que habéis compartido tiempo de calidad juntos.

Aquí tienes 4 grandes razones por las que debes jugar con tu hijo a diario:

1)  Os sentiréis mucho más conectados:

¿Te habías planteado alguna vez que muchas de las interacciones a diario con nuestros hijos consisten en dar órdenes y más órdenes?

-Ponte el abrigo, lávate los dientes, recoge los juguetes, come, haz los deberes, hora del baño, a dormir, uff, pero si sólo de escribirlo me siento agotada y si  me siento agotada yo, ¡imagínate el niño!

Digamos que nos ponemos en nuestro rol de adulto (siempre que digo esto me imagino a un señor muy serio con bigote y gafas) y nos olvidamos totalmente de ponernos al nivel del niño. Y cuando digo a su nivel, lo digo de manera literal, tírate en la alfombra con él, y jugad a cualquier cosa que le divierta, ¡vuélvete niña!, y no, no lo hagas por obligación, hazlo con y desde el corazón y ¡disfrútalo! Te garantizo que vuestra sensación de conexión se multiplicará por ene.

2) Los malos comportamientos se reducirán: 

Los niños tienen una fuerte necesidad de recibir la suficiente atención positiva por parte de sus padres. Cuando los niños no tienen la atención positiva que necesitan, hacen lo que sea por conseguirla, aunque esto suponga comportarse de maneras que no nos agraden en absoluto. Cuando juegas con tu hijo y además lo haces de manera proactiva, estás haciendo que su necesidad de atención se sacie.

3) Los niños tendrán muchas más ganas de colaborar:

¿Con quien te apetece colaborar más?, ¿con alguien que sólo te da órdenes o con alguien que te presta atención y con quien te sientes conectado? Con el mandón ¿verdad? ;) Pues al niño le pasa exactamente igual. Si siente que su necesidad de atención está satisfecha y además está conectado contigo, le apetecerá mucho más colaborar con lo que le pidas.

4) Seréis más felices y sonreiréis más:

Los niños provocan ese efecto en los adultos, te garantizo que jugar con tu hijo, estando presente, fijándote en su sonrisa, en como son sus reacciones, en como de importante es para él estar junto a ti, hará que te sientas inmediatamente recompensado.

Así que no te lo pienses, recupera tu niño interno, juega y ¡disfruta de la relación con tu hijo! ya verás que pronto notarás cambios significativos y además te sentirás más feliz por disfrutar de ese momento con él.

¡Que el día te sonría! ;)

Helena Ruiz Pino

 

Curso online Madres al borde de un ataque de nervios

 

 

1 Comentario
  • Rachel
    Publicado a las 21:51h, 10 enero Responder

    Que cierto es esto Helena. Yo en este tiempo de vacaciones he dedicado algo de este tiempo de calidad del que tanto hablamos a implicarme de verdad a jugar con ellos y aunque es tentador hacer “bomba de humo” y dedicarte ese tiempo a tus cosas sin duda la recompensa vale la pena.
    Además no se si a alguien mas le pasa pero yo por lo menos tengo a mi niña interna oxidada y tambien le duvierte salir de vez en cuando ;)

Publicar un comentario