Padre e hijo

El regalo más original para el Día del padre

 

“Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre”

Gabriel García Márquez

Tic-tac, tic-tac, tic-tac…

Estamos ya en la cuenta atrás y en solo unos días nos plantamos en el Día del Padre.

¡Y que levante la mano aquella que no ha tenido que ayudar a los peques a resolver eso de “mamáááá, ¿qué le regalo a papá?”. Porque no sé en tu casa, pero en la mía es un clásico esto de dejar los detalles para última hora; que con el ritmo que llevamos en el día a día, suerte si nos acordamos de respirar. Todos buscamos regalos originales para el Día del padre. Y, la verdad, eso me ha hecho reflexionar…

La maternidad es un tema abiertamente tratado en diferentes contextos.

Hablamos de maternidad entre amigas, con expertos, en redes sociales, incluso con profesionales de la medicina como aquellos que nos acompañan durante el embarazo o, después, en la crianza.

Pero, ¿y de la paternidad? ¿dónde se habla? ¿con quién se habla? Y, sobre todo, ¿se habla tanto como de la maternidad?

Los padres tienen menos oportunidades de compartir, disfrutar y conectar con sus hijos.

Está claro que en el contexto que vivimos cada día se da un paso más hacia la coparentalidad; pero hoy por hoy los datos siguen contando que el cuidado vinculado a la crianza es una tarea mayoritariamente asignada a las mujeres quienes, según el INE, llegan a duplicar las horas que los hombres dedican a esas mismas tareas. Y esto se traduce, generalmente, en que los padres tienen menos oportunidades de compartir, disfrutar y conectar con sus hijos.

En un mundo imperfecto como es éste, ¿qué está en nuestra mano para ayudar a nuestros compañeros a ser, como nosotras, no padres perfectos pero sí padres conscientes? ¡Ayudarles a compartir tiempo con sus hijos!

Este año deja que tus hijos le hagan a su padre un regalo que les empoderará y reforzará su autoestima.

Si te parece buena idea y es probable que tú también tengas que buscar respuesta de última hora a la tan temida pregunta de ¿qué le regalamos a papá?, ¡te propongo que animes a tus hijos a regalar algo que para ellos es fácil de conseguir y, sin embargo, realmente valioso! TIEMPO a solas con su padre. Con esto no solo ayudarás a fomentar la reconexión entre padre e hijos, si no que también empoderarás a tus hijos (y reforzarás su autoestima) al hacerles conscientes de la importancia que su tiempo y su compañía supone tanto para ti como para su padre.

Pero ¡OJO!, cuando hablo de pasar tiempo juntos no me refiero a reproducir cualquier relación cotidiana y habitual del día a día. Más bien, se trata de crear un momento único, perteneciente solamente a ellos dos, poniendo los cinco sentidos y todas las ganas del mundo para disfrutar de algo tan especial. 

Cómo planificar ese tiempo especial para que sea un éxito.

Para que todo salga bien, ayúdales a preparar las claves de ese rato que regalarán a papá y que, en realidad, será un regalo mutuo:

1) Explícale que se trata de un momento a solas entre ambos:

Aquí precisamente radica su exclusividad y el que sea tan especial. En caso de tener más de un hijo, cada uno tendrá su oportunidad por separado. Da igual que sean 10 minutos o 1 hora: no se trata tanto de extender hasta que se convierta en aburrido, sino de fomentar un tiempo compartido que todos disfruten y ansíen repetir.

2) Convéncele de la necesidad de estar presente:

Evitar distracciones y centrar la atención en lo que está haciendo para poder disfrutarlo en cuerpo y alma.

3) Ayúdale a escoger una actividad que sabes que ambos disfrutarán:

Ya que es un regalo es lógico que el homenajeado disfrute de algo que realmente le apetezca; pero como es una actividad que busca la conexión entre padre-hijo, esto se hará mucho más fácil si tu hijo también está disfrutando y haciendo algo que le apetece.

4) Nada de interrupciones:

Procura que cuando suceda, en la medida de lo posible, ese tiempo reservado pueda disfrutarse sin interferencias de otros miembros de la familia (¡incluso la tuya!)

Siguiendo estos pequeños tips estoy segura de que ambos celebrarán a lo grande este Día del Padre: unos aprendiendo que a veces lo más sencillo de lo que se dispone puede ser lo más apreciado y otros disfrutando de un regalo que será difícil de olvidar.

¿Te parece que tiene sentido la propuesta? ¿Qué otras ideas de regalo diferente tienes para celebrar algo tan valioso como la paternidad? 

Helena Ruiz Pino

PD. Si eres padre y no madre, espero que esta propuesta te resulte más bonita que una  corbata o unos calcetines. ;)

 

Madres al borde de un ataque de nervios

Sin comentarios

Publicar un comentario