/* ICONOS APPLE Y ANDROID */

 Si eliges Estrés y Dolor

Ante una situación de estrés, tiendes a comportarte como una tortuga (Comodidad)


Y quizás cuando estás estresado haces lo siguiente:

Sueles hacer bromas. Intentas hacer solo las cosas que crees haces bien. Te habitúas a evitar nuevas experiencias y riesgos, tomando el camino más fácil. Con frecuencia escondes tu vulnerabilidad. En ocasiones puedes exagerar y quejarte. A veces te cuesta pedir ayuda, prefiriendo esconderte y encerrarte en tu concha.

Y quizás cuando no estás estresado éstas son tus fortalezas:

A la gente le suele gustar estar contigo. Eres percibido como una persona flexible y fácil de llevar. Tiendes a mirar por ti y tus necesidades. Puedes contar con los demás para que te ayuden. Los demás se sienten a gusto contigo.

Estos pueden ser algunos de los problemas con los que te enfrentas:

A veces te aburres y no encuentras motivación en las cosas. Con frecuencia te preocupas mucho pero no permites que los demás lo vean. Algunas veces te cuesta afrontar las situaciones. Sueles esperar a que los demás resuelvan los conflictos por ti. En ocasiones, puedes contagiar tu estrés a los demás.

Lo que necesitas que hagan los demás cuando estás estresado:

Necesitas que te escuchen sin interrupciones. Te gusta que se tengan en cuenta tus comentarios, que te animen a dar pequeños pasos y que crean en ti.

Áreas en las que puedes trabajar:

Intenta perder el miedo a mostrarte, intenta quedarte aunque sólo sea para mirar. Trata de hablar, preguntar y pedir las cosas en vez de asumir las cosas. Prueba a compartir con los demás cómo te sientes. Pide que hagan cosas contigo, a tu ritmo. No tengas miedo a compartir tu talento/fortalezas con los demás.

Lo que esperas es:

Que las cosas fueran tan fáciles como parecen. Tener tu ritmo y espacio. Por lo general no te gusta discutir.

¿Qué te ofrecemos en My family lab?

  • Mejorar la comunicación con tu hijo, sin tener la sensación de estar cediendo o renunciando a tus emociones y necesidades.
  • Establecer y respetar límites respetuosos para el niño y sobre todo para ti.
  • Herramientas para gestionar los conflictos sin que haya vencedores ni vencidos.
  • Un entorno seguro en el que el error no existe sólo oportunidades de aprender y de practicar sin ser juzgado.
  • Herramientas eficaces y sencillas que puedes ir aplicando a tu ritmo que harán más llevadero tu día a día, entendiendo los porqués y para qués de cada una de ellas.
  • Una comunidad de padres. Todos los padres en mayor o menor medida nos enfrentamos a veces situaciones en las que nos sentimos perdidos y abrumados. No estás sólo.
  • La oportunidad de disfrutar de tu pater-maternidad!!!.

¿Quieres recibir más contenidos como éste? Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres volver a hacer el test?

> Haz clic aquí para reiniciar

Pin It on Pinterest

Share This