/* ICONOS APPLE Y ANDROID */

Dándole la vuelta a las rutinas

Dándole la vuelta a las rutinas

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”

María Montessori

El comienzo del cole ya está aquí, con los nervios, las emociones encontradas entre “bendita rutina” y “qué poco duran las vacas” y, sobretodo, la pereza de las peleas y prisas mañaneras, el perseguir a los niños para que estudien, se laven los dientes y se vayan a la cama a tiempo para descansar para el día siguiente. ¿Te suena? Hoy te vamos a proponer darle una vuelta a las rutinas.

Para ello, quiero que pienses en qué rutinas sigues por las mañanas y el tiempo que necesitas para realizarlas. ¿Ya las tienes? ¿Sabes por qué es importante seguir unas rutinas? Las rutinas dan estructura a nuestra vida, nos hacen sentirnos seguros al saber qué es lo que tenemos que hacer. Además, nos hace valorar más los momentos en los que podemos saltarnos las rutinas que, como las normas, para eso están.

Una vez tienes localizadas tus rutinas, piensa en las rutinas que siguen tus hijos. ¿Han participado tus hijos en la creación de esas rutinas? Una herramienta que funciona para acabar con las trifulcas mañaneras, es involucrar a los niños a establecer sus rutinas por la mañana. Para ello os recomiendo que os sentéis con vuestros hijos, cojáis papel y boli y empecéis a redactar los quehaceres mañaneros: desde desayunar, vestirse, lavarse los dientes, peinarse, hasta lo que los niños necesitan: jugar 5 minutos con mamá, desayunar contando chistes con papá, bajar las escaleras a la pata coja,…

Aquí os dejo lo que una de las peques de My family lab, escribió con 5 años y pegó en la puerta de su habitación:

Mis mañanas:

  1. Un ratito con mamá abrazada
  2. Buscar calcetines
  3. Vestirme
  4. Desayunar con mamá
  5. Lavarme los dientes con mamá
  6. Hacer pis
  7. Pasar otro ratito con mamá
  8. Mirar que todo esté en mi mochila
  9. Ponerme mis zapatos
  10. Y ponerme mi abrigo
  11. Me voy

Hacer un cartel con las rutinas ayudará a los niños a dar estructura a su mañana. También evitará que los padres tengamos que estar repitiéndoles y recordándoles a cada momento lo que tienen que hacer, ya que lo tienen por escrito. Además, es una gran oportunidad para los padres para escucharles y ver qué es lo que los niños necesitan. ¿Os habéis dado cuenta de que la peque quiere hacer 4 de las 11 cosas con su mamá? ¿No es maravilloso ser consciente de ello?

Por último, es importante saber que las rutinas ayudan a los niños a saber qué se espera de ellos, a contribuir y a sentirse parte de la familia.

Por lo tanto, si quieres minimizar los problemas mañaneros, te animo a que pruebes esta herramienta: confecciona junto con tus hijos un cartel con la rutina de la mañana y  colgadlo en un sitio visible para poder consultarlo siempre que lo necesitéis. También puedes crear las rutinas de después del cole y/o la de irse a la cama.

¡Feliz vuelta a la rutina!

Esther Santamaría

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te ha gustado esta noticia?

Compártela con tus amigos